Las acciones de los poderes Ejecutivo y Legislativo con respecto a la Ley Electoral minan, aún más, la confianza de los ciudadanos en las Instituciones.

La Ley Electoral no garantiza que las y los mejores lleguen a los cargos de elección, lo que debería por lo menos es permitir que las y los ciudadanos que decidan postularse a un cargo de elección popular puedan hacerlo en igualdad de circunstancias, es decir que tengan piso parejo.

El Legislativo y el Ejecutivo no resolvieron en tiempo las diferencias sobre el contenido y la ley no se publicó de acuerdo a los plazos constitucionales, por lo que se estaría encaminando a la judicialización del proceso y la elección del 2018. Serán los tribunales la SJCN y el TEPJF quienes tengan que decidir si la Ley Electoral vigente para el proceso 2018 es la de 2014 o la aprobada por 33 diputados el pasado 29 de junio.

En lugar de comunicar los pros y contras, tanto el Ejecutivo como el Legislativo decidieron enfrascarse en una guerra de descalificaciones y declaraciones mediáticas, sin que hubiera un interés para que los ciudadanos de Nuevo León conocieran a fondo lo trascendente de esta reforma y lo que generaría la Ley Electoral.

A pesar de tratarse de una reforma que merecía el mayor análisis y debate público, el Congreso apenas si convocó a dos mesas de trabajo. Además la segunda vuelta se aprobó en una sesión maratónica que inicio el miércoles 28 de junio y terminó a las 4:30 de la madrugada del jueves 29. (VER SESIÓN REFORMA ELECTORAL).

En un proceso judicializado y sin piso parejo la ciudadanía sale perdiendo, pues quien disponga del mejor equipo de abogados  y mayores recursos económicos será quien tenga mayor probabilidad de avanzar y ser postulado.

Lo que observamos es que tanto el Ejecutivo como el Legislativo parecieran estar anteponiendo intereses de grupos políticos por encima del interés general, lamentamos que en la práctica se estén adelantando los tiempos electorales y en lugar de que nuestros servidores públicos estén trabajando en resolver las diversas problemáticas que aquejan a la población de Nuevo León, estan pensando en cómo y quién aparecerá en la boleta electoral del 2018.

REDES QUINTO PODER IDEA

Monterrey, Nuevo León, México
11 de julio de 2017

Comments

comments