¿Derrota del “bipartidismo” en Nuevo León?

Con el triunfo de Jaime Rodríguez en la elección de Gobernador del estado de Nuevo León, mucho se ha mencionado acerca de la supuesta derrota que vivió el sistema de partidos en lo general y el bipartidismo en lo particular.

Claro está que el triunfo del “Bronco” fue un golpe muy importante para los partidos políticos, una sacudida que en cierta forma demuestra el rechazo de la ciudadanía hacia el trabajo de los partidos. Más de un millón de votos que representa el 48.8% del total de la votación, incluyendo los votos nulos.

alt

Sin embargo, aun con la victoria aplastante del independiente Jaime Rodríguez, no puede “concluirse” que en Nuevo León se ha vencido al “bipartidismo”. Mucho menos se puede afirmar –tal como algunos lo han referido- que el sistema de partidos se “tambalea”. Al contrario, los partidos políticos siguen tan vigentes como antes de esta elección.

Sería un error considerar que los partidos políticos han sido vencidos en esta contienda electoral, puesto que los números en las elecciones en Nuevo León, tanto para cargos locales como también federales, nos dicen todo lo contrario.

Tan solo en el Congreso Local de Nuevo León, de los 26 escaños disputados por el principio de mayoría relativa, 16 le corresponden al PAN y 10 al PRI; no habrá presencia de independientes en el Congreso de Nuevo León y a reserva de impugnaciones, todo indica que al menos PRI, PAN, PT, PVEM, PANAL y Mov. Ciudadano tendrán presencia con Diputados de Representación Proporcional. Muestra contundente de que el sistema de partidos está más vivo que nunca.

1,234,871 votos obtuvieron PAN y PRI en la elección de Diputados locales

alt

Para la representación de las Diputaciones Federales de Nuevo León ante la Cámara de Diputados, de los 12 Distritos Electorales Federales, 5 correspondieron al PAN y 7 al PRI, en una elección que le dio a ambos partidos 1 millón 379 mil votos en el estado. Otra evidencia de que el bipartidismo estará de todo, menos muerto, en Nuevo León.

alt

Además, al considerar las 51 municipalidades que se eligieron en esta contienda electoral de 2015, 18 resultaron para el PAN, 15 para el PRI, 7 para la Coalición PRI, PVEM, PANAL, PSD; 2 para el PRD, 4 para la COALICIÓN PRD/PT, 1 para PT, 1 para Movimiento Ciudadano, 1 para Nueva Alianza, 1 para PES y apenas 1 para un candidato independiente. He aquí otro punto a destacar, cuando los partidos quieren asegurar el poder, lo lograrán haciendo uso de las coaliciones. El sistema de partidos sigue vigente.

alt

Si bien a nivel nacional el Partido Humanista está a punto de perder su registro en su primera elección que fue más bien su debut y despedida; y que el partido del Trabajo está también por perder su registro; y que a nivel local Cruzada Ciudadana y el Partido Social Demócrata también pasarán por la misma circunstancia; lo que sí es un hecho es que MORENA, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde Ecologista de México están tomando fuerza, y otros como Encuentro Social también lograrán en el Congreso Federal algunas Diputaciones por representación proporcional.

Perdieron la gubernatura de Nuevo León, pero PRI y PAN ganaron en todo lo demás y dieron muestra de que pueden operar electoralmente para mantener posiciones de poder.