#México mortal para Periodistas y Sin internet libre

México: El país más peligroso de América para los periodistas

De acuerdo con Reporteros sin Fronteras (RSF), México es el país más mortífero de América para ejercer el periodismo. En lo que va corrido de este año, 11 periodistas han sido asesinados debido al trabajo informativo que realizan. Otros tantos han recibido amenazas e intimidaciones por las denuncias que hacen en la prensa y en la televisión. Desde el año 2000, más de 100 periodistas han sido asesinados en México. Lo anterior refleja el alto riesgo que representa para los periodistas realizar su trabajo en el país. Ciertamente por ello, para el filósofo francés Voltaire “es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”.

De 180 países evaluados, México se ubica en el puesto 147 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Para esta ONG, los crímenes contra periodistas suelen permanecer impunes lo cual se explica debido a que algunos políticos tienen vínculos estrechos con el crimen organizado. Además, RSF destaca que el paisaje audiovisual mexicano se caracteriza por una extrema concentración en la que dos grupos poseen casi todos los canales de televisión.

alt

Llama la atención que este escenario adverso para los periodistas se dé en un país que goza en el plano internacional de una aparente estabilidad política, económica y social. De hecho, países con problemas de orden público e incluso guerra como Palestina, Sudan del Sur, Venezuela y Honduras cuentan con mejor calificación que México.

Por otro lado, según el reporte de Freedom House sobre Internet (2017), México es un país que no tiene libertad de prensa en internet. Si bien se destacan los avances que han logrado las reformas en las telecomunicaciones, persisten problemas en prácticas de vigilancia ilegal en el país, “como el programa espía Pegasus que Israel vendió al gobierno mexicano y que este último usó abusivamente contra defensores de derechos humanos, activistas y periodistas como Rafael Cabrera de Aristegui Noticias” según reza el reporte.

Adicional a esto, al menos dos reporteros online fueron asesinados (Maximino Rodríguez en Baja California Sur y Cecilio Pineda en Guerrero). En efecto, “el acoso y la violencia física ha contribuido a generar un ambiente de auto censura en los periodistas y activistas virtuales. Mientras los ciudadanos continúan usando herramientas digitales para protestar contra la impunidad y la corrupción, la manipulación virtual ha continuado como un fenómeno en la esfera digital en México. Por ejemplo, a comienzos del 2017, los manifestantes que se opusieron al aumento del precio de la gasolina fueron deslegitimados con mensajes en las redes sociales donde aseguraban que ellos promovían el vandalismo y el caos”. El mismo Gobernador Jaime Rodriguez criminalizó la protesta social pacífica de más de 30.000 nuevoleonenses por los actos vandálicos que menos de un centenar de individuos hicieron en Monterrey.

alt

Así las cosas, bajo este panorama urge dimensionar el problema dada su magnitud. No es normal que acosen, amenacen o asesinen periodistas por revelar, denunciar e informar a la sociedad y a las autoridades sobre irregularidades del poder o el crimen organizado. Como bien lo señaló el periodista argentino Rodolfo Walsh, “el periodismo es libre o es una farsa”, en otras palabras, o hay periodismo en México o sencillamente no hay periodismo, no puede haber matices respecto a este oficio.

Nos preocupa que esto suceda en el país debido a las consecuencias que trae para nuestro régimen político. Desde luego, los efectos son negativos para la opinión pública mexicana ya que se priva de información valiosa para evaluar con independencia el poder y termina asimilando como verdad todo lo que le dicen los servidores públicos. Sara Sefchovich enfatiza que uno es el país de los discursos, los informes y las conferencias internacionales y otro el de los altos índices de corrupción, violencia e impunidad. De ahí la pertinencia del periodismo investigativo a la hora de denunciar lo que se dice en los discursos pero no llega a la realidad.

A final de cuentas, la censura a la prensa incide directamente en la generación del pensamiento crítico, disminuye el disenso y produce una homogeneidad en las ideas que no es sana para ninguna democracia.

**

Reporteros sin Fronteras es una organización independiente con sede en París, Francia. RSF fue fundada en 1985 en Montpellier por cuatro periodistas; con el paso del tiempo se convirtió en una organización líder en el mundo en la defensa y promoción de la libertad de información. Para mayor información visitar: La violencia y el miedo, cotidianos

Freedom House es una organización independiente fundada en 1941 que se dedica a la expansión de la libertad y la democracia en el mundo. Analiza los retos de la libertad y aboga por una mayor apertura en los derechos políticos y libertades civiles así como apoya activistas que defienden derechos humanos y promueven cambios democráticos. Consultar informe: Freedom on the Net 2017 México